Saturday, October 08, 2005


La célula



Miles de seres diferentes que hacen lo mismo

Los seres vivos parecen muy diferentes los unos de los otros y realmente lo son. Pero todos hacen lo mismo, exactamente lo mismo que haces tu. Tú haces lo mismo que hace una alga y una alga hace lo mismo que hacía un dinosaurio, que es lo mismo que hace una palmera.

Todos los seres vivos de la Tierra, desde un alga microscópica a un elefante, respiran, comen, excretan y son sensibles a lo que pasa a su alrededor. Además todos los seres vivos crecen hasta que se hacen mayores y entonces pueden tener hijos que serán iguales a ellos.
Pero todos estos organismos tan diferentes, ¿por qué funcionan igual en las cosas fundamentales?


¿En qué son iguales todos los seres vivos?
Todos los seres vivos funcionan igual por que tienen una cosa en común: todos están hechos de los mismos, todos están formados por células.


Normalmente las células no se pueden ver a simple vista, por que son muy pequeñas.
Para verlas hace falta mirarlas con un …………………………………………. .

Por eso, hasta que no se logró construir un microscopio bastante perfecto, no se descubrió que todos los seres vivos están formados por la unión de piezas pequeñísimas que son las células.


Experimento: ¿Cuál es el tamaño más pequeño que puedes ver a simple vista?

Coge una regla milimetrada y una aguja que tenga la punta lo más delgada posible. Moja con tinta la punta de la aguja y haz un punto muy fino entre dos de las rayas que forman los milímetros.

¿Qué distancia hay desde el punto hasta la raya del milímetro? Aproximadamente medio milímetro. Coge la aguja y haz otro punto muy pequeño entre el punto anterior y la raya del milímetro.

¿Qué distancia hay entre los dos puntos? La mitad de medio milímetro, es decir, 0,25 milímetros. ¿Ves los dos puntos separados? Si haces otro punto en medio, probablemente te resultará muy difícil distinguirlos todos.

La distancia mínima que puede haber entre dos puntos para que una persona de buena vista los pueda ver separados es de 0,10 a 0,20 milímetros. Por eso, para que una cosa sea visible a de ser mayor a de 0,20 milímetros.




La gran mayoría de las células son mucho más pequeñas de 0,20 milímetros.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -


Lupas y lentes
¿Qué se te ocurre hacer para ver mejor estos puntos que has hecho en la regla? Es fácil. Busca una lupa. Las lupas aumentan el tamaño de los objetos que se miran por que son lentes, es decir, cristales curvos.


Experimento: Tú puedes construir una lupa.

Sólo tienes que llenar de agua una botella de cristal. Colócala horizontalmente encima de lo que quieras mirar y lo verás aumentado.

Como una botella grande es difícil de manejar, puedes hacer tu lupa con un frasco más pequeño, por ejemplo con un frasco de pastillas. Llénalo de agua y entretente en mirar cosas a través de él. Observarás que ahora, al ser el frasco más pequeño, debes acercar mucho más el ojo para ver las cosas agrandadas.

¿Por qué una botella con agua aumenta lo que miras a través de ella? ¿Por el cristal o por el agua? Para averiguarlo haz otras pruebas. Mira a través de la botella vacía. ¿Ves los objetos aumentados? ¿Y a través de un frasco de caras planas lleno de agua? Las superficies planas, como el cristal de una ventana, no aumentan los objetos.




El descubrimiento de la célula
El inglés Roberto Hooke, observó a través de uno de sus microscopios una lámina de corcho. El dibujo que hizo de lo que observó fue publicado en un libro en 1665.

Fue un gran descubrimiento, vio que el corcho tenía una forma parecida a un panal de abejas, pues estaba hecho de cajitas vacías puestas unas al lado de otras. A estas cajitas las llamó “cell”, palabra inglesa que quiere decir celda. Después “cell” se ha traducido al español por célula.

Hooke escribía en su libro, después de la descripción de las celdas que había visto, que todo el corcho estaba hecho así, por que esta era la estructura del corcho.



Seis años después del descubrimiento de Hokee, Antonio van Leewenhoek, que vivía en Holanda y que en sus ratos libres se dedicaba a construir lupas pequeñas y muy curvadas, fabricó una lupa que aumentaba las cosas 100 veces.

Imagínate que mirarás con un microscopio que aumenta 100 veces: un milímetro de una regla lo verías tan largo como 10 centímetros.

¿Y un centímetro? Aumentado 100 veces, sería 1 metro. Si tu lápiz se viese aumentado 100 veces, tendría la altura de una casa se cuatro pisos.

Leeuwenhoek observó con su lupa muchas de las cosas que tenía a mano: sangre de lagartija, alas de mosca, granos de tierra, etc. Al observar agua de lluvia que había estado unos días en unos barriles vio unos seres pequeñísimos –los más pequeños que se habían visto hasta entonces- que se movían y agitaban continuamente. Eran los protozoos (organismos unicelulares). Estamos en 1671.





Experimentos: Se necesita un microscopio.

a) ¿Cómo son las células?
Coge una cebolla. Quita las hojas secas. Arranca con unas pinzas esa telilla transparente que recubre las hojas tiernas. Extiéndela sobre el portaobjetos y mírala por el microscopio.
Puedes hacer lo mismo con la piel que recubre una hoja de lirio.
Si quieres ver mejor las células, píntalas. ¿Cómo? Tiñéndolas con un poco de yodo disuelto en agua. Las células se ponen algo amarillas, y una parte de ellas, el núcleo, se tiñe mucho más.

b) Un depósito de protozoos (reino protista)
Busca varios vasos o recipientes pequeños. Echa agua en todos. Pon en cada uno trozos de hojas, algo de paja seca, algún insecto muerto, etc.
Déjalos durante unos días. Observarás que lo que hay en el agua empieza a pudrirse y se va formando una lámina fina en la superficie del agua.
Coge con un cuentagotas una gota de la superficie y ponla en un portaobjetos.
Si tienes también cubreobjetos (una laminita cuadrada de vidrio de unos 20 cm. de lado que s e pone encima de la preparación) puedes observar mucho mejor los seres del agua.
Verás muchos seres moviéndose. Obsérvalos e intenta dibujarlos. ¡Mucha suerte en tu caza de protozoos?



Los microscopios


Los microscopios, que al principio sólo aumentaban 50 o 100 veces la imagen de un objeto, se fueron perfeccionando. A finales de 1800 aumentaban ya 1,500 ó 2,000 veces: eran los microscopios ópticos. Pero se llegó a un límite en que ya no se podía aumentar más las imágenes.

De todos modos, este aumento es ya muy importante. Un glóbulo rojo, aumentado 1,000 veces, se ve cómo de 8 milímetros. ¿Sabes que tamaño tendrías tú, si te vieses aumentado mil veces? Serías mayor que un edificio de 350 pisos. Pero no se podía ver que había dentro de las células.

En 1932 se creó el microscopio electrónico con el que se consiguen entre 20,000 y 100,000 aumentos.

Es difícil imaginar una cosa 100 mil veces más grande. Si aumentaras 100 mil veces un lápiz (de unos trece cm.), lo verías de 13 kilómetros de altura, como dos veces la altura del Huascarán… ¡y el Huascarán es la montaña más alta de todo el Perú? Imagínate.

1 Comments:

Blogger Truthmister said...

Hey, you have a great blog here! I'm definitely going to bookmark you!

I have a swingers site/blog. It pretty much covers swingers related stuff.

Come and check it out if you get time :-)

4:51 PM  

Post a Comment

<< Home